El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo De Benito, ha suscrito este martes en Ginebra el protocolo facultativo de la Convención de los Derechos del Niño, adoptado por la Asamblea General de la ONU el 19 de diciembre de 2011.

La firma de este protocolo, en la sede del Consejo de Derechos Humanos de la ONU de Ginebra, supone un “avance histórico” en la promoción de los derechos de la infancia, ya que no sólo reafirma la condición de los niños como sujetos de derecho, sino que reconoce su competencia para defender ellos mismos “sus derechos directamente ante una instancia internacional”, destaca el Gobierno.

Este protocolo ofrece la posibilidad de presentar ante el Comité de Derechos del Niño comunicaciones o quejas individuales referidas a países que lo hayan firmado, siempre y cuando el Estado denunciado haya reconocido la competencia del Comité para examinar estas denuncias.

Para ello, contempla la regulación del Comité de Derechos del Niño, junto a un procedimiento de comunicaciones y otro de investigación para casos de violaciones graves o sistemáticas de los derechos del niño.

Se trata de un instrumento procedimental que no implica para los Estados parte la asunción de nuevas obligaciones sustantivas, así como tampoco obligaciones financieras para la Hacienda pública, dado que la labor del Comité se financia con fondos de Naciones Unidas y no de los Estados firmantes del Protocolo“, explicó el Gobierno el pasado viernes, cuando el Consejo de Ministros aprobó la firma del protocolo.

Para el Ejecutivo español, es “especialmente relevante” la firma de este protocolo porque coincide con la negociación de las nuevas directrices de la Unión Europea sobre los derechos de la infancia, “en las que está participando muy activamente la sociedad civil”.